“Ayudar a los que ayudan, servir a los que sirven”
La participación en el apostolado y en la vida interna de la Iglesia es un derecho de todo cristiano (AA 3)
Porque en la Iglesia hay ministerios diversos (LG 7)
El laico participa de la vida de la Iglesia de forma corresponsable y complementaria con la jerarquía y con los religiosos (LG 30, 37; AA 25; PO 9; GS 92), para la edificación de la Iglesia en el mundo y la inspiración cristiana del orden temporal (LG 43; AA 5)

“En virtud del bautismo, en el cual nacemos de nuevo como hijos de Dios, los laicos estamos obligados a confesar delante de los hombres la fe que recibimos de Dios por medio de la Iglesia y de participar en la actividad apostólica y misionera del pueblo de Dios” (CIC 1270)

sociosanitario

“la Iglesia somos todos: desde el niño recién bautizado hasta los obispos y el Papa; todos somos Iglesia y todos somos iguales a los ojos de Dios. Todos estamos llamados a colaborar en el nacimiento a la fe de nuevos cristianos, todos estamos llamados a ser educadores en la fe, a anunciar el Evangelio” (Papa Francisco)